Ricardo Monti

CAP. 12: “LA QUEMA”

14 noviembre, 2017

FRAGMENTO DEL CAPÍTULO 12: “La Quema”, DE “LA CREACIÓN”, novela de Ricardo Monti
[Aquí comienza la Parte II, última de la novela, solo 3 capítulos].

“El viejo Ford pegó un último resoplido y finalmente se quedó
atrancado ahí, justo en medio de la Quema, el vaciadero público,
apenas transpuesto el límite de la Ciudad desde la provincia.
Montañas de basura hedionda, a medio chamuscar, humeante,
bordeaban la precaria cinta asfáltica.
– ¿Y esto es Buenos Aires? – decían socarrones los actores, mientras
empujaban el camión en un vano intento por hacerlo arrancar.
– Ciudá grande, aparcero – seguían en simulada lengua gaucha.
– Y… pa’ cer tanta basura, tiene que ser grande.
Algunos linyeras que hurgaban en los desperdicios los
miraban con curiosidad.
– Oiga, don, pa dónde queda el centro – les preguntó alguno.
– ¿Qué centro?
– El centro de la ciudá.
– Acá.
– Encima, locos. […] madre. Venir a fallarnos justo el
Ford. Al final del camino.
Todos estaban amuchados alrededor de la caja, estirados
contra ella como vigas, tensos los músculos para mover al mastodonte
herido, mientras la negra Sosa, al volante, se empeñaba
en una lucha final con los motores. De pronto la vieron abrir
de un golpe la portezuela y saltar afuera, desencajada, los ojos
apuñalados por la desesperación.
– Se muere – alcanzó a susurrar –, se está muriendo.
Corrieron a la cabina, donde el Primer Actor yacía, temblando,
el pobre Cristo, la camisa desprendida, los ojos muy
abiertos y relampagueantes, envuelto en fiebre y transpiración.
– Vamos – decía, tratando de incorporarse. La negra volvió
a entrar y lo alzó con esfuerzo hasta que él pudo apoyar la
cabeza en sus pechos y mirar entorno –. Tenemos que hacer la
última función.
– ¿Acá?
– Sí, allí, en ese anfiteatro.
La Compañía miró las desoladas montañas de inmundicia
que se perdían en el horizonte.
– ¿En la basura?
– Un anfiteatro griego. ¿Qué saben ustedes, ignorantes?
Vamos, alcen el decorado, vístanse, maquíllense, junten gente,
junten gente. Vamos a demostrarle al mundo lo que somos.”

Págs. 320-321

Seguime en las redes:

La Creación © Ricardo Monti 2017