Ricardo Monti

Una excelente nota/crítica de Andrés Cárdenas a “La Creación”

8 diciembre, 2017

(ANSA) – BUENOS AIRES, 8 DIC – “Vivimos en el misterio, interpretando con nuestras pobres antenas un mundo lleno de entrecruzamientos y significados que entendemos como podemos”, dijo a ANSA el consagrado dramaturgo y maestro teatral argentino Ricardo Monti, al presentar su primera novela, “La Creación”, un trabajo de fina orfebrería que le insumió tres décadas.

Sin dudas una obra de peso, disruptiva dentro del panorama literario argentino, “una novela dictada por un sueño, de lenta y agitada escritura órfica, en la que el autor -dramaturgo entre los más grandes del mundo hispánico- fue medium”, afirma el historiador teatral Jorge Dubatti, en su certero comentario epílogo del libro.
“Novela escrita en el desierto. Novela anómala… Una novela metafísica, en la tradición metafísica de la literatura argentina: Borges, Marechal, Arlt, Defilippis, Novoa, Macedonio, Fijman, Cortázar. La línea nacional que Monti llama de los ‘metafísicos camorreros'”, agregó Dubatti.
El mismo Monti, nacido en 1944, reconoce, como hombre de la cultura y ávido lector, sus puntos de encuentro con algunos de estos autores imprescindibles pero toma distancia a la vez. “Nunca me pregunté desde dónde escribía, obedezco a mis imágenes internas, desde adolescente respeté un pacto conmigo mismo de independizarme de toda moda y llevar adelante mi propio estilo”, explicó.
Afirmó que desde la lejana “Una noche con Magnus & hijos” (1970) éste fue su derrotero, reafirmado durante casi cinco décadas con hitos teatrales como “Visita”, “Marathon”, “La cortina de abalorios”, “Una pasión sudamericana” y “La oscuridad de la razón”, entre otras obras multipremiadas en el mundo y con traducciones a varios idiomas.
“La Creación” retoma muchos de los temas recurrentes de Monti, su interés por la metafísica, con una profunda base filosófica, clásica y neoclásica fundamentales, y su pasión por la historia argentina.
A su juicio asistimos al devenir de “un país escindido en dos grandes bandos desde los tiempos coloniales, que a veces dirimieron sus diferencias a sangre y fuego, pero que desde la organización constitucional, a mediados del siglo XIX, de modo circular y periódico estallan en enfrentamientos políticos y civiles en una suerte de guerra larvada”.
Una dicotomía entre el sector liberal, en línea con el antiguo Partido Unitario, ligado al poderoso puerto de Buenos Aires de admiración obnubilada hacia Europa y otro, con la mirada en el acervo latinoamericano y el interior del país, que deriva de los federales y durante el siglo XX floreció en corrientes políticas como el Irigoyenismo y el peronismo, afirmó.
Tales son los grandes temas de “La Creación” como ficcionalización histórica, trabajados con una precisión de estilo y manejo de registros y climas formidables.
“El historiador desmitifica la historia, busca los hechos duros y concretos, mientras que el artista recorre el camino inverso para ir al encuentro del mito, a la esencia desnuda de las cosas”, explicó Monti acerca de su método.
Divididas en dos partes, totalmente asimétricas en otro rasgo de gran originalidad, las historias de Monti en el libro navegan las olas del tiempo, para volver a reunirse a la distancia, dislocadas y reformuladas. Partiendo de una velada época del “Innombrable” Juan Manuel de Rosas hasta 1853 aproximadamente, el relato resurge en 1931 y 1944. La escritura de Monti resulta atrapante, con la capacidad de volver patente el clima de época, desde la efusión romántica de los jóvenes liberales decimonónicos al entorno de la inmigración europea paupérrima durante las primeras décadas del siglo XX o el fenómeno de los bandidos rurales, especies de santos populares de los sometidos, como lo fue el famoso Juan Bautista Bairoletto.

Pero también hay espacio para el humor tragicómico dentro de la trastienda de una compañía provinciana de teatro y radioteatro en los años cuarenta, que con sus ambiciones y módicas miserias, cifra y transfigura a su modo la triste suerte del país en su conjunto. Muerte, nacimiento y resurrección, con la única y humana certeza de la propia finitud, androginia, sexualidad y redención cruzan toda esta magnífica novela con fuertes referencias teológicas y filosóficas a cada paso y un final de potente sorpresa.
Por último en otra actitud innovadora, “no buscada” confesó Monti, “La Creación” fue publicada en edición de autor, promovida y distribuida por él mismo a través de su sitio www.ricardomonti.com.
“Para las editoriales ya no es negocio la literatura. Si queremos que superviva tenemos que hacerla nosotros, los artistas”, desafió, al mismo tiempo que anunció inminentes traducciones para Estados Unidos, Francia y posiblemente Italia.

(ANSA).

http://www.ansalatina.com/americalatina/noticia/especiales/2017/12/08/la-creacion-vision-metafisica-de-ricardo-monti_6afc6c67-24c8-44bd-adea-c371d402b74a.html

Seguime en las redes:

La Creación © Ricardo Monti 2017